JARDINDEBLOGS

¿QUÉ BUSCAS?

Inicio este blog con la intención de aportar control de calidad al trabajo con los blogs. En estos momentos se está primando por encima de todo la cantidad de entradas. Da igual el tema. Cuanto más masificado esté, mejor. Lo importante es, parece, posicionamiento, visitas, número de páginas e ingresos por publicidad. No seré yo quien vaya a discutir o modificar esos parámetros. Ni me corresponde ni tengo capacidad para ello. Tampoco tengo nada contra ellos y yo mismo participo de la fiesta. Pero no se pueden aceptar entradas sin calidad expresiva y gramatical. No se pueden aceptar traducciones automáticas. Se ha de revisar la coherencia y la cohesión de lo que escribimos. Se ha de revisar la ortografía. Y si un "bloguer" en concreto, escribe alguna incorrección, ha de haber una supervisión posterior por parte de los responsables de la plataforma. Nos merecemos, quienes leemos y escribimos, ese control de calidad. ¿Está la blogosfera en la fase del todo vale? Esperemos que no.
Se ha producido un error en este gadget.

miércoles, 27 de agosto de 2008

KIRAI.NET, HÉCTOR GARCÍA

A Wild Sheep Chase

21 de Agosto, 2008 en Libros

A Wild Sheep Chase” es la última novela de Haruki Murakami que he leído. Es el segundo libro de una trilogía que termina con Dance Dance Dance pero se pueden leer en cualquier orden, sólo hay pocos elementos y personajes comunes en los tres libros de la trilogía.

A Wild Sheep Chase” (La caza del carnero salvaje) es una novela sobre ovejas. ¿300 páginas sobre ovejas? Sí, es sobre ovejas, pero realmente no es sobre ovejas. Y sí que es interesante de leer, es más que eso, es incluso mágico leerlo. El libro comienza contando una historia totalmente normal, el protagonista conoce una chica en Tokyo, el protagonista divaga sobre su trabajo como publicista en una empresa que ha montado junto a un amigo, no pasa y poco a poco cuando te das cuenta se va haciendo todo más y más surrealista. Ovejas, militares de la Segunda Guerra Mundial, un gato sin nombre, un chófer misterioso, conversaciones kafkianas que me recordaron a algunos pasajes de El Castillo… pero aún así parece que todo lo que pasa sea “normal”. Esta maestría cambiando de “normal” a surrealista sin mostrar ni un ápice artificial es uno de esos patrones que puedes encontrar en casi cualquier novela de Murakami, es una de las cosas que más me maravillan del estilo de Murakami.

También es típico que en las novelas de Haruki Murakami el protagonista no tenga nombre, de hecho en esta novela ningún personaje tiene nombre, todos ellos tienen apodos extraños. Esta es una técnica recurrente no sólo en novelas de Murakami sino en la literatura, manga, anime y cuentos tradicionales japoneses. Por ejemplo a Ghibli le gusta mucho utilizarla, en algunas de sus películas el protagonista pierde el nombre o lo olvida como si de una maldición se tratara. No tengo ni idea de donde viene esto de olvidar, perder, no tener nombre, ¿Alguien sabe de donde viene, supongo que su origen será algún cuento tradicional o alguna leyenda Shinto?

Si nunca habéis leído nada de Haruki Murakami, A Wild Sheep Chase es una buena obra para empezar.

A continuación cito algunos párrafos de la novela que me llamaron la atención. No lo traduzco porque seguramente me cargaría la mitad de la gracia, la versión en español creo que se llama La caza del carnero salvaje.

“This way by no means a criticism of you. Or to put it more simply, it is because the world itself is so mediocre that you are mediocre as such. Do you not agree?”

“Nice kitty-kitty,” said the chauffeur, hand not outstretched. “What’s his name?”
“He doesn’t have a name.”
“So what do you call the fella?”
“I don’t call it, ” I said. “It’s just there”
“But he’s not a lump just sitting there. He moves about by his own will, no? Seems mighty strange that something that moves by its own will doesn’t’ have a name.”
“Herring swim around of theri own will, but nobody gives them names.”
“Well, first of all, there’s no emotional bond between herring and people, and besides, they wouldn’t know their name if they heard it.”
…….
“Don’t mind in the least. But what name?”
“How about ‘Kipper’? I mean you were treating him him like a herring after all.”
“Not bad,” I said.
“You see?” said the chauffeur.
“What do you think?” I asked my girlfriend.
“Not bad,” she said. “It’s like being witness to the creation of heaven and earth.”
“Let there be Kipper”. I said.

“Remember the name of your cat?”
“Kipper,” I reply.
“No, it’s not Kipper,” the chauffeur says. “The name’s already changed. Names change all the time. I bet you can’t even remember your own name”

Sheep
Esta oveja me recordó a las ovejas descritas por Murakami en esta novela. La foto es de mi amigo Albert que está ahora mismo liándola por Escocia.

Otras novelas de Haruki Murakami


Análisis

En esta entrada, Kirai nos presenta un libro que acaba de leer. Como no conozco a Murakami, posiblemente lo ojee por aquello del realismo mágico que parece aquí explicarse. Pero voy a centrarme en el estilo del artículo. Para mí este artículo está escrito con descuido. (Y escribir sobre literatura con descuido es un doble error. Nunca se debe escribir irreflexivamente, pero menos cuando se habla de literatura. La literatura es la pura reflexión.) Encuentro errores que se podrían haber evitado con una simple segunda lectura reflexiva.

En el primer párrafo nos encontramos una segunda frase poco pensada aunque correcta, y con una redundancia inexpresiva, "trilogía".

Más acertado y comunicativo comienza el segundo párrafo. Pero volvemos a encontrarnos con otra inexpresiva redundancia en la segunda frase: "protagonista". Y el verdadero problema aquí está en ese " no pasa" aislado que nos echa a perder todo el contenido. Al no entender qué es lo que "no pasa" nos quedamos sin entender la explicación esencial del libro. Además, acaba el párrafo con otra nueva reiteración inexpresiva: "del estilo de Marukami"

En el párrafo tercero, dos "dónde" interrogativos a los que no se les ha puesto la tilde.

Ya en el último de los párrafos cae en una falta de concordancia del pronombre "lo". Se refiere a párrafos y debería ser un "los". Si la última frase se parte en dos, ya que son dos ideas diferentes, quedaría mucho mejor: "... gracia. La versión..."

Así pues, como ya he dicho al principio, esta entrada de Kirai, desde mi punto de vista, hubiese mejorado mucho con una segunda lectura reflexiva por parte de su autor. Creo que son errores que pueden evitarse. Si el autor lo hace, saldremos todos, también tú, Héctor, ganando.

reformas gandia
Comprar complementos
salles mariage
Free Tarot
tienda mascotas
venta acuarios
racks audio
discotecas para despedidas en Benalmadena
canopy tours puerto vallarta
dominios .es

2 comentarios:

gfunho dijo...

Francamente, tú escribes rematadamente mal.

Es complicado entenderte, usas signos de puntuación en lugares extraños y tu estilo cae en varios lugares comunes y palabras coloquiales y/o vacías.

Para criticar el estilo de otro autor, al menos hay que hacerlo desde un cierto conocimiento del tema.

Sin acritud. (Prometo que no soy un fanático del estilo de Kirai).

Javier dijo...

Gfunho, no tengo nada que decirte. Tu comentario ya te retrata bastante. Saludos, Javier