JARDINDEBLOGS

¿QUÉ BUSCAS?

Inicio este blog con la intención de aportar control de calidad al trabajo con los blogs. En estos momentos se está primando por encima de todo la cantidad de entradas. Da igual el tema. Cuanto más masificado esté, mejor. Lo importante es, parece, posicionamiento, visitas, número de páginas e ingresos por publicidad. No seré yo quien vaya a discutir o modificar esos parámetros. Ni me corresponde ni tengo capacidad para ello. Tampoco tengo nada contra ellos y yo mismo participo de la fiesta. Pero no se pueden aceptar entradas sin calidad expresiva y gramatical. No se pueden aceptar traducciones automáticas. Se ha de revisar la coherencia y la cohesión de lo que escribimos. Se ha de revisar la ortografía. Y si un "bloguer" en concreto, escribe alguna incorrección, ha de haber una supervisión posterior por parte de los responsables de la plataforma. Nos merecemos, quienes leemos y escribimos, ese control de calidad. ¿Está la blogosfera en la fase del todo vale? Esperemos que no.
Se ha producido un error en este gadget.

lunes, 10 de noviembre de 2008

IDEAS IGUALES, DISTINTAS Y PARECIDAS, XAVIER P, 2

Subida de precios

Por Xavier P

A día de hoy, la crisi económica es un fenómeno destacado en nuestra sociedad. Y, dado que uno de los principios más importantes de la economía es el de la ley de la oferta y la demanda, creo conveniente y aprovechable una referencia a ello como medio para ejercitar nuestras mentes y, con ellas, la conciencia.

Uno de los factores importantes a los que se puede centrar la teoria, rae en el crecimiento de países como China, India y el resto de Asia hace que miles de millones de ciudadanos quieran comer más y mejor. El hecho de comer "mejor" se identifica en comer carne proveniente de animales que, a su vez, tienen que ser alimentados a base de cereales. Si bien diversos estudios reflejan que para producir un quilo de carne se necesitan 6 quilos de cereales, sabiendo que estos mismos cereales préviamente hubieran sido destinados directamente al consumo humano y ahora se destinan al consumo de cerdos, vacas y pollos entre demás ganado, es notoria la subida de demanda de dichos bienes y, como consecuente de ésta, el incremento de precios.Además, el crecimiento de estos países supondrá también, entre sus habitantes, una necesidad (o deseo) de usos relacionados por ejemplo con el petróleo, el gas natural, la energía, madera y carbón que serán pues demandados en adición y por lo tanto subidos de precio. De este modo aumentan los costes de producción y estos costes son traspasados a los precios finales de los alimentos.Centrando más el ejemplo de los alimentos, no debe despreciarse la obsesión de ciertas políticas como la estadounidense en frente los biocombustibles. Pues aunque a simple vista parezca un dato banal, en más o menos discreción, una estrecha relación es la que radica entre los importantes incentivos fiscales que ofrecen determinados gobiernos a la producción de combustibles. Pues ha favorecido ésto que en la actualidad cerca del 30% de las tierras que antes se dedicaban a producir comida para personas, ahora producen para los automóviles. No es de sorprender que de este modo los precios de los alimentos se han disparado.
Ante esta extravagante cúspide en la que la situación se ve sometida, los planteamientos a los que ahora como miembros de la sociedad debemos atener se basan en los procesos o acciones que tendrían que realizarse para mitigar las consecuencias del encarecimiento de los alimentos.A corto plazo, hay que enviar comida a los 100 millones de ciudadanos que la ONU estima que van a pasar hambre. Se podrían utilizar, por ejemplo, los excedentes que generan los subsidios de los países ricos, empezando por las 400.000 toneladas de arroz que el gobierno de Japón compra a sus agricultores a precio subsidiado y que acaba tirando al mar.Mas por lo que hace a largo plazo, aparecen más alternativas y discrepancias. La solución en este segundo caso pasa por aumentar la oferta ya que la demanda no puede ser modificable y para fomentar la oferta existen varias opciones o métodos:Una posibilidad sería redirigir una parte de la ayuda pública al desarrollo agrario. Podría también promocionarse la creación de medianas y grandes empresas agrícolas o abandonar o tratar de suprimir esas obsesiones como la anteriormente mencionadas en relación a los biocombustibles.

Ciertamente, como dice Xavier Sala y Martín, "Como pasa tan a menudo en economía, la solución de los problemas no es la intervención del sector público. Al contrario. El problema es la intervención."


Análisis

Una amplia entrada de Xavier sobre un tema muy actual y también complejo. La economía está supeditada a infinidad de variables. Cuando se hace un análisis de las crisis (con s en singular y en plural, primera línea) casi siempre algunos aspectos quedan sin consideración. Es fácil, pues, dar un diagnóstico incompleto.

En este caso, Xavier se ha centrado en el tema de los combustibles y las diferentes consecuencias que, su obtención, ha provocado. No voy a discutir el contenido. Cada uno puede mantener la opinión que quiera. Valoro, eso sí, como positiva la constante aportación de argumentos que ha esgrimido.

Estilísticamente hay en el texto problemas en el uso de las preposiciones. "...se identifica en comer carne..." estaría mejor si dijese "...se identifica con comer carne...". "Ciertas políticas como la estadounidense en frente los biocombustibles" debería ser "ciertas políticas como la estadounidense hacia los biocombustibles".
"... cúspide nen la que la situación se ve sometida" debe ser "...cúspide a la que se ve sometida".

Y qué significa esto de "cúspide"? ¿Se refiere a la intensidad del ataque económico? El léxico y su selección adecuada es otro de los problemas. Hay demasiadas palabras que no acaban de dar en la diana. Por ejemplo, cúspide,atener (afrontar), demandados en adicción, (¿intensamente?)

Otros problemas que habrá que solucionar: la construcción de las frases y la puntuación. Se ve cómo el deseo de ligar unas ideas con otras provoca que las frases se prolongan y prolongan. Es un error de principiantes. Con la práctica seguro que se irá corrigiendo solo. (Siempre que haya atención)

Para acabar, las faltas de ortografía. Pocas en relación con la amplitud del texto y el peso de esos otros errores señalados. "Previamente, consecuencia y esto"

Xavier ha mostrado interés y capacidad de argumentación pero los errores expresivos están ahí y habrá que afrontarlos. Si no se hace se enquistarán para siempre. A escribir, de forma reflexiva, toca.

No hay comentarios: