JARDINDEBLOGS

¿QUÉ BUSCAS?

Inicio este blog con la intención de aportar control de calidad al trabajo con los blogs. En estos momentos se está primando por encima de todo la cantidad de entradas. Da igual el tema. Cuanto más masificado esté, mejor. Lo importante es, parece, posicionamiento, visitas, número de páginas e ingresos por publicidad. No seré yo quien vaya a discutir o modificar esos parámetros. Ni me corresponde ni tengo capacidad para ello. Tampoco tengo nada contra ellos y yo mismo participo de la fiesta. Pero no se pueden aceptar entradas sin calidad expresiva y gramatical. No se pueden aceptar traducciones automáticas. Se ha de revisar la coherencia y la cohesión de lo que escribimos. Se ha de revisar la ortografía. Y si un "bloguer" en concreto, escribe alguna incorrección, ha de haber una supervisión posterior por parte de los responsables de la plataforma. Nos merecemos, quienes leemos y escribimos, ese control de calidad. ¿Está la blogosfera en la fase del todo vale? Esperemos que no.
Se ha producido un error en este gadget.

sábado, 23 de mayo de 2009

Neoteo, Kir Ortiz

Google diseña un algoritmo que adivina despidos


Por Kir Ortiz
sábado, 23 de mayo de 2009

Ya no puede uno ni marcharse tranquilo de la empresa, oye. Google ha programado una aplicación que le permite conocer las intenciones de sus empleados y acierta con pasmosa precisión las tendencias de sus contratados a cambiar de trabajo y las causas que posiblemente le están empujando a ello. La idea no es controlar a sus trabajadores sino mejorar las condiciones laborales para que se sientan más a gusto y no se vayan a otras empresas.



Google ya sabe si tienes intención de despedirte de la empresa

Los chicos de Google no descansan. Se preocupan tanto por su gente, que se han entretenido en diseñar una algoritmo que tiene en cuenta un buen número de variables para detectar las intenciones de sus operarios de abandonar la empresa y ofrece un dictamen de elevada precisión que predice si un contratado está pensando en cambiar de trabajo. El programa analiza información procedente de entrevistas y encuestas realizadas por los trabajadores, comprueba sus sueldos, toma en consideración lo que piensan de ellos sus propios compañeros, consulta la carga de trabajo que tienen, lo mezcla todo en una coctelera digital y emite un veredicto: “Maximino Ferzzolo está pensando en darnos una patada en el culo”. Y lo bueno del sistema es que parece acertar con mucha precisión, según afirman directivos de Google. El software ya ha identificado correctamente a empleados que se sentían infrautilizados, uno de los motivos clave que esgrimen quienes deciden dejar el buscador en busca de nuevos retos profesionales. Laszlo Bock, miembro del departamento de recursos humanos de Google, ha declarado que "esta aplicación ayuda a la compañía a introducirse en la cabeza de sus trabajadores y saber qué es lo van a hacer a nivel laboral incluso antes de que ellos mismos lo sepan."

Todo empezó con un programa que adivinaba quién dejaría de fumar antes

Puede parecer espeluznante pero se supone que esta herramienta no ha sido diseñada para ejercer de “Gran Hermano” virtual dentro de la empresa sino que trata de mejorar las condiciones laborales de los trabajadores para evitar fugas de talentos hacia otros compañías. Recordemos que últimamente, Google ha perdido ingenieros y creativos de mucha valía, que se han marchado a empresas de moda como Facebook y Twitter. Y recordemos también que Google es una de las empresas más anheladas para trabajar de todas las que existen en el mundo. Son conocidos sus buenos sueldos, sus buenas condiciones laborales y su constante preocupación por el bienestar de sus empleados. Saben que si mantienen al personal contento y feliz con su puesto de trabajo, las posibilidades de maximizar los beneficios aumentan de manera progresiva.

Lo curioso del algoritmo se destaca porque todo empezó con un programa que adivinaba quién de sus 20.000 empleados tenía más probabilidades de dejar de fumar. De aquí, el software se optimizó y se convirtió en el programa que presentamos en esta noticia. Las variables que intervienen en esta compleja fórmula y su ponderación se mantienen en el más estricto secreto, como la fórmula de la coca-cola, pero funciona y está claro que Google no quiere dejar escapar a sus talentos y emplea todos los medios a su alcance para mantenerlos felices en sus lugares de trabajo.



Análisis

El artículo tiene un aire más bien neutro. Apenas algunas pinceladas personales se asoman en él, como en la primera frase en la que se busca la complicidad. Luego el texto tiene toda la pinta de ser una traducción bastante mecanizada de su original en inglés.

Falta agilidad narrativa y tiende a ser un pelín farragoso. Por ejemplo queda confusa, precisamente, la idea fundamental de todo el artículo: quien se va de su empresa es porque suele sentirse infrautilizado. Es en el segundo párrafo y dice: "El software ya ha identificado correctamente a empleados que se sentían infrautilizados, uno de los motivos clave que esgrimen quienes deciden dejar el buscador en busca de nuevos retos profesionales." Hay que aclarar que no es dejar el buscador ¿? sino la máxima empresa que lo representa, Google.

Encontramos pequeños despistes de poca importancia que no ayudan a valorar mejor el texto, aparecen en el final del segundo párrafo en donde falta un "que", "qué es lo van a hacer...", un otras en lugar de otros, en el segundo párrafo, "hacia otros compañías..." Y en el tercer párrafo, ¿qué es eso de "una de las empresas más anheladas para trabajar..."?

El error más grave, desde mi punto de vista, se encuentra en el comienzo del último párrafo: "Lo curioso del algoritmo se destaca porque todo empezó con un programa que adivinaba quién de sus 20.000 empleados tenía más probabilidades de dejar de fumar. De aquí, el software se optimizó y se convirtió en el programa que presentamos en esta noticia." ¿Cómo que "se destaca"? ¿Qué es eso de decir "De aquí"? El inglés es una cosa y el castellano otra. Si nos quedamos entre ambos estamos perdidos.

Para resumir, simplemente decir que el artículo de Kir podría haber quedado mucho mejor si se hubiese pulido lo suficiente: adecuar bien el contenido y la expresión, sintetizar mejor las ideas, que éstas no sean tan reiterativas, ... Hay que cuidar un poco al lector, no hay información para tanto texto. Leemos en la pantalla del ordenador, un poco de compasión.

No hay comentarios: