JARDINDEBLOGS

¿QUÉ BUSCAS?

Inicio este blog con la intención de aportar control de calidad al trabajo con los blogs. En estos momentos se está primando por encima de todo la cantidad de entradas. Da igual el tema. Cuanto más masificado esté, mejor. Lo importante es, parece, posicionamiento, visitas, número de páginas e ingresos por publicidad. No seré yo quien vaya a discutir o modificar esos parámetros. Ni me corresponde ni tengo capacidad para ello. Tampoco tengo nada contra ellos y yo mismo participo de la fiesta. Pero no se pueden aceptar entradas sin calidad expresiva y gramatical. No se pueden aceptar traducciones automáticas. Se ha de revisar la coherencia y la cohesión de lo que escribimos. Se ha de revisar la ortografía. Y si un "bloguer" en concreto, escribe alguna incorrección, ha de haber una supervisión posterior por parte de los responsables de la plataforma. Nos merecemos, quienes leemos y escribimos, ese control de calidad. ¿Está la blogosfera en la fase del todo vale? Esperemos que no.
Se ha producido un error en este gadget.

jueves, 28 de mayo de 2009

Papel en Blanco, Juliana Boersner

Murió Mario Benedetti

Por Juliana Boersner

Benedetti inmortal


Acabo de leer la noticia y no he podido evitar echarme a llorar. No valieron cadenas ni todo el amor, compañía y respeto de amigos, familiares y cuidados médicos. Don Mario Benedtti acaba de fallecer en Montevideo, capital de Uruguay luego de una enfermedad que lo mantenía con largos períodos de hospitalización. 88 años de una vida plena aunque dura que le hicieron una de las principales voces de la literatura latinoamericana.

Mario Orlando Hamlet Hardy Brenno Benedetti Farugia fue su nombre completo y nació en Paso de los Toros el 14 de septiembre de 1920 y vivió en varias partes del mundo, inicialmente por el exilio obligado por la dictadura vivió en Buenos Aires, Perú, Cuba y España. Volvió a Uruguay en 1983 en un período que llamó de desexilio y que se extendió hasta hoy.

Su obra literaria incluye piezas imborrables como La Tregua que fue llevada al cine y poemas que se convirtieron en canciones y han dado la vuelta al mundo a través de la voz de Joan Manuel Serrat, entre otros. Hoy todos le lloran. La noticia de su muerte cierra este domingo con un velo de tristeza que seguramente él no habría querido para sus amigos, pero es inevitable.

Don Mario, gracias por tantos versos, gracias por tanta vida, gracias por tanto amor. Nos tocará a todos mantener su verso vivo, como mantienen vivos ellos en nosotros la Defensa de la alegría.

Defender la alegría como una trinchera
defenderla del escándalo y la rutina
de la miseria y los miserables
de las ausencias transitorias
y las definitivas

defender la alegría como un principio
defenderla del pasmo y las pesadillas
de los neutrales y de los neutrones
de las dulces infamias
y los graves diagnósticos

defender la alegría como una bandera
defenderla del rayo y la melancolía
de los ingenuos y de los canallas
de la retórica y los paros cardiacos
de las endemias y las academias

defender la alegría como un destino
defenderla del fuego y de los bomberos
de los suicidas y los homicidas
de las vacaciones y del agobio
de la obligación de estar alegres

defender la alegría como una certeza
defenderla del óxido y la roña
de la famosa pátina del tiempo
del relente y del oportunismo
de los proxenetas de la risa

defender la alegría como un derecho
defenderla de dios y del invierno
de las mayúsculas y de la muerte
de los apellidos y las lástimas
del azar
y también de la alegría.




Análisis



De entrada, Juliana, me uno a tu sentimiento de dolor por la pérdida de Mario Benedetti. Es ese el sentimiento que quieres transmitirnos. El título así lo recoge.

Decir que el artículo en su conjunto me parece correcto. Combina ese sentimiento personal de dolor con una suave aportación de datos que vienen todos al caso. ¿Qué podría mejorarlo? Encuentro un "vivió" innecesario en el segundo párrafo, y añadiría un "que" en el tercero justo en el final: "...pero (que) es inevitable."

Muy apropiado, también, es el poema con el que recordarle. Siempre ha transmitido, Benedetti, mucho amor a la vida.

Último detalle. La suma de perífrasis y otros verbos de la primera frase nos da un resultado abrumador, seis verbos y un sustantivo. La frase se entiende y es correcta, pero su expresión es dolorosa.

Muy acertado y emotivo el último párrafo cuyo contenido comparto. Artículo correcto.

1 comentario:

Juliana dijo...

Hola Javier:

Gracias por la evaluación y los comentarios. Hay momentos en los que la emoción puede con el lenguaje, lo atropella y lo arropa. Otras, en las que el lenguaje hace lo contrario, es decir, contiene a la emoción.

Si no somos capaces de transmitir la emoción (al lado del contenido, las ideas) creo que algo faltará siempre en nuestra escritura.

Saludos