JARDINDEBLOGS

¿QUÉ BUSCAS?

Inicio este blog con la intención de aportar control de calidad al trabajo con los blogs. En estos momentos se está primando por encima de todo la cantidad de entradas. Da igual el tema. Cuanto más masificado esté, mejor. Lo importante es, parece, posicionamiento, visitas, número de páginas e ingresos por publicidad. No seré yo quien vaya a discutir o modificar esos parámetros. Ni me corresponde ni tengo capacidad para ello. Tampoco tengo nada contra ellos y yo mismo participo de la fiesta. Pero no se pueden aceptar entradas sin calidad expresiva y gramatical. No se pueden aceptar traducciones automáticas. Se ha de revisar la coherencia y la cohesión de lo que escribimos. Se ha de revisar la ortografía. Y si un "bloguer" en concreto, escribe alguna incorrección, ha de haber una supervisión posterior por parte de los responsables de la plataforma. Nos merecemos, quienes leemos y escribimos, ese control de calidad. ¿Está la blogosfera en la fase del todo vale? Esperemos que no.
Se ha producido un error en este gadget.

miércoles, 2 de diciembre de 2009

Algunas reglas con las que mejorar nuestros artículos

Fuente: ABC.

Hace unos días la BBC informaba de su decisión de dar titulares más largos en su edición digital con el objetivo de hacer sus historias más accesibles para los buscadores y, en consecuencia, incrementar el tráfico a su web.

La medida de la BBC News responde a la necesidad que tienen los medios y blogueros de optimizar sus sites y aumentar su visibilidad en la Red a través de los buscadores. Y, por ello, es tan importante adaptar los contenidos y los recursos de una web para lograr que cada vez más usuarios encuentren nuestras historias mediante las páginas de búsqueda, de Google News o de otras aplicaciones en internet, sin olvidar, en este sentido, las redes sociales.

Keven Gibbons, director de SEOptimise y bloguero invitado para Econsultancy, ha elaborado una guía de SEO (Search Engine Optimise) para los periodistas con las claves para la optimización de sus trabajos en la Red. Son las siguientes:

-El SEO no es el enemigo de la buena redacción. En contra de lo que se cree, el propósito del SEO no es destruir la calidad artística del texto. «Creo que SEO es mal entendido por los escritores profesionales, especialmente aquellos que comenzaron sus carreras en el mundo de la impresión y de repente tienen que adaptarse» al entorno digital.

«Ellos (los escritores) terminan creyendo que tienen que meter las frases clave como "Britney Spears" dentro de un artículo serio que explica los graves fallos en el plan de recuperación económica del Gobierno. Esto es obviamente absurdo. Los motores de búsqueda son como un quiosco de prensa donde la gente encuentra su ejemplar».

-Titulares con gancho. Los periodistas usan sus titulares para enganchar a los lectores y convencerles de la importancia de leer el artículo. Sin embargo, la mayoría de los sitios web de noticias utilizará el titular como «percha» de palabras clave, puesto que es uno de los lugares que los motores de búsqueda evalúan para determinar la pertinencia del artículo dentro de los resultados de búsqueda de cualquier usuario.

«Eso significa que si usted incluye en su titular las palabras que la gente busca, usted tiene mayor probabilidad de obtener una mayor audiencia».

-¿Es el SEO el final del juego de palabras? El autor de esta guía considera que el SEO no impide que se sigan utilizando titulares creativos de la edición impresa y otpimizar éstos en la edición digital.

-Usa una rica introducción con palabras clave. En el caso de que la noticia tenga una introducción independiente, el periodista se debe asegurar de que cuenta con términos de referencia o clave. Eso no significa que se tenga que hacer incomprensible para la audiencia y que se pueda perder la reputación de buen escritor y se aumenten las posibilidades de que el texto no se lea.

Hasta cierto punto es una buena práctica periodística que se pretenda resumir los puntos principales y los elementos de la historia para informar a los lectores y, de paso, que se posicione bien en los buscadores.

-Escribir para la audiencia. Hay interesantes maneras de atraer enlaces a un artículo y conseguir que los «tuiteen» o que los mencionen en medios sociales como Digg (sitio de valoración de noticias como meneame.net). Si buscamos que se compartan nuestros artículos, una regla de oro es recurrir a las listas del tipo «El top...». Por ejemplo, si se va a escribir un artículo sobre dónde ir de vacaciones, el mejor enfoque sería «los diez principales destinos de vacaciones de invierno».

Estas listas también permiten utilizar encabezados secundarios, que hacen que un artículo más fácil de leer por la audiencia y son una forma muy interesante de dar a las palabras claves un impulso adicional. Los motores de búsqueda también prestan atención a estos encabezados.

-Usar palabras clave sin renunciar a la calidad. No es bueno que se trate de rellenar un artículo con los términos de búsqueda que los buscadores vayan a tomar como referencia. No es conveniente abreviar el nombre de empresas y frases (a menos que sean tan conocidas como la descripción completa como ocurre en el caso de SEO) y es esencial que se empleen los nombres completos de las personas.

-Enlaces descriptivos. «Si estás escribiendo sobre el desarrollo de una saga tiene sentido vincular a sus artículos anteriores, a dar algo de contexto», asegura el autor. Si se hace esto no sólo se facilita a los lectores enlaces útiles, sino que se da uso también a las palabras clave o relevantes que se incorporaron a los titulares. Y es que el uso de esos hipervínculos, con titulares ya optimizados, puedes ser de gran ayuda para posicionar adecuadamente el artículo nuevo.

-Observar a la competencia. Si nuestro periódico no está trabajando en hacer más accesible su contenido, sus competidores lo harán. Y la prueba de ello es que la poderosa BBC News ya ha comenzado a trabajar en que sus artículos sean más visible en los resultados de búsqueda, así que no vale la complacencia.

Los periodistas que no sean capaces de escribir para optimizar su contenido en la web estarán poco cualificados para su puesto de trabajo. En una industria que está perdiendo redactores, eso puede ser muy peligroso.

No hay comentarios: